Las sierras caladoras son herramientas eléctricas diseñadas para realizar cortes con precisión en diferentes tipos de materiales. Se pueden utilizar para cortar madera, aluminio, plástico, vinilo, acero o cerámica. En general, se trata de herramientas portátiles especialmente prácticas y muy versátiles.

En los últimos años, su utilización se ha ido generalizando cada vez más. Hoy en día se considera una herramienta fundamental, tanto para los aficionados como para los profesionales del bricolaje. Ofrecen múltiples ventajas gracias a su portabilidad y a que permiten obtener una gran precisión en el corte.

Lo más importante

  • Las sierras caladoras son herramientas eléctricas que permiten realizar cortes con gran precisión. Con ellas es posible trabajar distintos tipos de materiales: madera, acero, aluminio, plástico y vinilo, entre otros.
  • Son herramientas portátiles y muy versátiles. Son ideales para aficionados y profesionales del bricolaje.
  • Es conveniente seguir siempre unas medidas de seguridad básicas para evitar sufrir accidentes.

Ranking: Las mejores sierras caladoras en el mercado

A continuación, te ofrecemos nuestro ranking con las cinco mejores sierras caladoras disponibles actualmente en el mercado. De esta forma, podrás elegir cuál es la que mejor se adapta tus necesidades. Hemos llevado a cabo una selección variada teniendo en cuenta las distintas necesidades que puedas tener.

Puesto nº 1: Sierra caladora Bosch PST 900PEL

Es una sierra caladora ideal, tanto para aficionados como para trabajos casi profesionales. Tiene una potencia de 620 W lo que le permite cortar madera hasta una profundidad 90 mm. Dispone de movimiento pendular de la hoja y de control electrónico de la velocidad para elegir el número de carreras por minuto.

Es una máquina robusta y compacta, pero muy cómoda de manejar. Además, cuenta con un sistema antivibraciones y función de soplado. Incorpora el sistema SDS monomanual que permite cambiar la hoja de forma segura en cuestión de segundos. Para más seguridad, viene con una cubierta protectora transparente.

Puesto nº 2: Caladora Bosch PST 650

La caladora Bosch PST 650 destaca por su comodidad y precisión. Es una herramienta ideal para los aficionados al bricolaje por su fácil manejo y su estupenda relación calidad-precio. Su diseño compacto, su empuñadura ergonómica y su reducido peso la convierten en una máquina ligera y versátil. El motor alcanza una potencia de 500 W.

Dispone de un sistema de soplado de aire para retirar las virutas y otros residuos producidos. Incorpora una pequeña flecha en la punta para guiar el corte. Su placa base o patín tiene un tamaño mayor de lo habitual para una mejor estabilidad. Funciona con un bajo nivel de vibraciones. Además, con la garantía de la marca alemana Bosch.

Puesto nº 3: Einhell TC-JS 100

Gracias a su gran potencia de 750 W puede hacer frente a proyectos de gran exigencia. Ofrece cuatro posibles posiciones para controlar la carrera pendular de la hoja de sierra. Además, dispone de un control de velocidad electrónico del número de carreras de la hoja. La velocidad es regulable entre 800 y 3000 carreras por minuto.

Incorpora una guía de corte para un corte más preciso. El cambio de la hoja de sierra se puede realizar sin herramientas. La base de la sierra también se puede regular sin necesidad de herramientas. Cuenta con protección contra el desgarre de virutas y con una envoltura protectora de plástico para proteger la mano.

Puesto nº 4: Kawasaki K-EJS 800

Esta magnífica caladora de la marca japonesa Kawasaki ofrece una potencia máxima de 800 W. Su gran potencia le permite alcanzar una velocidad máxima de 2.900 rpm. Dispone de un control electrónico de velocidad. Además, el movimiento pendular de la hoja de corte se puede ajustar en cuatro posiciones.

Se trata, en definitiva, de una sierra muy potente, aunque también algo pesada. Destaca, por encima de todo, por su estupenda relación calidad-precio. Eso sí, desgraciadamente las instrucciones no vienen en español. Además, las hojas de corte que vienen de serie no son de muy buena calidad.

Puesto nº 5: Black Decker KS501

Esta sierra caladora tiene el honor de ser la más vendida de la historia. Dirigida a principiantes y a aficionados al bricolaje destaca por su bajo precio. Es una herramienta muy manejable y ligera ya que apenas pesa 1,4 kg. Eso sí, con 400 W de potencia máxima no llega a los niveles de otras máquinas.

Dispone de un sistema de reducción de vibraciones, de un botón de bloqueo y de función de soplado. Apoyada sobre el patín puede girar sobre sí misma hasta un ángulo de 45º. Es compatible con hojas tipo U. En definitiva, se trata de una sierra caladora de baja gama, pero que cumple sobradamente su función.

Guía de compras: lo que debes saber sobre las sierras caladoras

De cara a comprar una sierra caladora es conveniente que tengas en cuenta una serie de cuestiones para que hagas la mejor elección posible. No olvides que la información es poder. Por ello, en esta sección abordamos una serie de preguntas que te pueden aclarar las dudas que te puedan ir surgiendo a lo largo del proceso de compra.

sierra caladora

El uso más habitual de las sierras caladoras son los trabajos de carpintería.
(Fuente: Kzenon: 10091500/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una sierra caladora?

Una sierra caladora es una máquina de corte generalmente con un motor eléctrico de velocidades variables. El corte se realiza por el movimiento alternativo de subida y bajada de una hoja de corte estrecha. La transmisión del movimiento desde el motor a la hoja se lleva a cabo por un mecanismo de yugo escocés.

La herramienta de corte son hojas de sierra de metal. Estas consisten en tiras metálicas pequeñas y estrechas, bien con canto plano o con dientes de sierra. Existen gran variedad de tamaños y formas de las hojas. Así, la sierra de calar se puede utilizar para distintos tipos de materiales y para realizar cortes con formas muy variadas.

¿Cuáles son los principales usos de las sierras caladoras?

Se utilizan para realizar cortes precisos con distintas formas y de un modo más artístico que otras sierras. Así, entre otros, permiten hacer cortes arbitrarios o en diseños de plantillas. Se aplican a distintos tipos de materiales. Pueden cortar madera, vinilo, aluminio, corcho, acero, zinc y así hasta completar una larga lista.

En definitiva, se puede decir que se utilizan para trabajos de construcción y remodelación de distintos tipos de piezas y objetos. Sin embargo, la aplicación más habitual de las sierras caladoras se da en los trabajos de carpintería. Se suelen utilizar para lograr cortes que no se pueden hacer con las cortadoras manuales.

¿Ventajas y desventajas de las sierras caladoras?

La ventaja más importante de las sierras caladoras es su versatilidad, pudiendo utilizarse para distintos tipos de materiales. Además, son herramientas mucho menos peligrosas que otras máquinas de bricolaje. Por el contrario, no son equipos que permitan hacer cortes muy rápidos, por lo que algunos trabajos pueden resultar un poco pesados.

Otro punto a favor de las sierras de calar es su precio. Se trata de máquinas con un precio bastante económico. Además, las hojas de corte también tienen un precio realmente asequible. En cualquier caso, conviene siempre comprar hojas de buena calidad. Así, se reduce la posibilidad de que se doblen.

¿Por qué es recomendable comprar una sierra caladora?

Las sierras de calar se han convertido en una herramienta indispensable tanto para aficionados como profesionales del bricolaje. Ofrecen una serie de ventajas tales como precisión y versatilidad que difícilmente se pueden pasar por alto. Además, se puede utilizar para trabajar en distintos tipos de materiales.

Ventajas
  • Muy versátiles
  • Utilizables para distintos tipos de materiales
  • Precio moderado
  • Realizan cortes en curvas
Desventajas
  • No hacen cortes muy rápidos
  • Es necesario tomar medidas de seguridad
  • Se puede desviar el corte

¿Qué tipos de sierras caladoras existen?

Existen distintos tipos de sierras de calar. En primer lugar, podemos diferenciar entre sierras con asa y sierras sin asa. Las primeras cuentan con un asa con gatillo por lo que son más fáciles de manejar. Las segundas suelen ofrecer más potencia y tienen un movimiento pendular en la hoja. Además, son más difíciles de manejar.

Del mismo modo, se puede diferenciar entre las máquinas eléctricas con cable y las caladoras con batería. Las primeras van conectadas a la corriente eléctrica, mientras que las segundas disponen de un batería. La ventaja de las caladoras sin cable es que se pueden utilizar en zonas sin corriente eléctrica como, por ejemplo, un jardín

¿Cómo utilizar una sierra caladora?

Antes de comenzar a cortar es conveniente dibujar la línea de corte. Además, el material a cortar debe estar sujeto con sargentos. Para empezar a cortar apoya el frente de la base de la máquina sobre el material que vayas a cortar. Debes encender la sierra antes de que la hoja corte la madera. Acercas la hoja y empiezas a cortar.

En el caso de que quieras hacer un corte interior, antes tienes que hacer un taladro. Un vez hecho esto, introduce la hoja de corte por el orificio y procede como te hemos explicado anteriormente. Por supuesto, debes elegir la hoja adecuada para corte que vayas hacer y para el material que vayas a cortar.

Zaha Hadid

«La gente cree que la forma correcta de hacer edificios es el ángulo recto porque aprovecha mejor el espacio, pero es como decir que un paisaje es un desperdicio de espacio. El mundo no es un ángulo recto.»

¿Qué peligros tiene la sierra de calar?

En primer lugar, queremos recomendarte que antes de comenzar a utilizar la sierra leas atentamente el manual de instrucciones. En especial, la sección sobre los riesgos asociados a su uso. Dicho esto, para empezar, es importante que pongas especial atención para no cortar el cable de alimentación con la sierra.

Además, es conveniente que uses mascarilla adecuada para protegerte del polvo. Te recomendamos que utilices, como mínimo, una con código FFP2, o incluso FFP3. También conviene que uses gafas de seguridad para protegerte de las posibles virutas que puedan saltar. Y no olvides los cascos de protección auditiva y los guantes protectores.

Sierra caladora con carpintero

Con las sierras caladoras es posible trabajar distintos tipos de materiales: madera, acero, aluminio, entre otros.
(Fuente: Bialasiewicz: 41889874/ 123rf.com)

¿Qué cuidados requiere una sierra caladora?

Como cualquier herramienta de precisión, las sierras caladoras requieren de unos cuidados básicos para asegurar un buen funcionamiento. Un correcto mantenimiento te ayudará a disfrutar de la sierra caladora durante más tiempo y en mejores condiciones. De lo contrario, no pasará mucho tiempo antes de que tengas que comprar una nueva.

Dado que funcionan con un motor eléctrico es importante evitar que entren en contacto con el agua. Además, es fundamental una limpieza adecuada después de su uso para evitar que acumulen polvo. Es recomendable guardarlas en un lugar fresco y seco, alejado de atmósferas corrosivas o con mucha humedad.

Criterios de compra

A continuación, vamos a analizar una serie de cuestiones que debes considerar antes de adquirir una sierra caladora. De esta forma, será más probable que quedes satisfecho con la compra realizada. No queremos que pasados unos meses te arrepientas. Principalmente debes considerar los siguientes criterios:

  • Precio
  • Uso que le vas a dar
  • Tamaño
  • Potencia
  • Velocidad
  • Montaje de la hoja
  • Facilidad de cambio de la hoja
  • Marca
  • Accesorios

Precio

No te vamos a descubrir nada nuevo recordándote la importancia del precio a la hora de realizar una compra. Seguro que lo sabes mucho mejor que nosotros. Y su importancia es mucho mayor, si el producto que se va a adquirir requiere de un desembolso económico importante. Sin embargo, recuerda que a menudo: lo barato es caro.

En el caso de las sierras de calar, el precio puede oscilar fundamentalmente en un rango que va desde los 35 hasta los 130 euros. A partir de ahí, debes ser tú quien decida en función de tu presupuesto y de tus necesidades. Por eso te recomendamos que decidas tanto con la cabeza como con el bolsillo.

Uso que le vas a dar

Dependiendo del tipo de uso que le vayas a dar a la sierra debes elegir una u otra. No necesitas el mismo tipo de sierra para un uso ocasional que para utilizarla con frecuencia en un entorno de trabajo profesional. Del mismo modo, debes tener en cuenta cuáles son los materiales que vas a cortar habitualmente con ella.

Tamaño

Dado que se trata de una herramienta portátil, el tamaño de la misma pasa a ser una cuestión fundamental. Si su tamaño es mayor y es más pesada, será mucho menos manejable y también será más complicado transportarla. A menudo, el tamaño puede estar relacionado con la potencia del motor, por lo que debes priorizar entre lo uno o lo otro.

Potencia

La potencia es un aspecto fundamental para una sierra caladora. Ten en cuenta que para cortar materiales de mayor dureza son necesarias potencias superiores. Además, a mayor nivel de potencia se alcanzan velocidades mayores de la hoja. Los niveles de potencia habituales en estas herramientas suelen estar entre 300 y 800 vatios.

Si eres un aficionado al bricolaje y no vas a utilizar la sierra para trabajos muy complicados, será suficiente con sierras de hasta 400 W de potencia. Sin embargo, para trabajos más exigentes es recomendable que compres una cortadora con una potencia superior a 500 W. De todos modos, no olvides que potencia y precio suelen ir de la mano.

Velocidad

A la hora de decidirte por una sierra es importante que elijas una que cuente con distintos niveles de velocidad. Esto te permitirá trabajar en diferentes tipos de materiales. Además, aumentará la versatilidad de la herramienta. Por otra parte, debes tener en cuenta que la velocidad máxima viene determinada por la potencia máxima del motor.

En general, las máquinas más modernas incorporan un sistema electrónico de control de la velocidad de corte. Este sistema te permitirá cambiar la velocidad de una forma cómoda y fácil. Así, podrás adaptarte mucho mejor a los distintos materiales con los que trabajes. Por desgracia, a menudo los equipos de gama baja carecen de este sistema.

Montaje de la hoja

En la actualidad, existen dos sistemas de sujeción de las hojas: el sistema U y el sistema T. En principio, no existe una gran diferencia entre el uno y el otro más allá de la forma de sujeción. Ambos ofrecen un nivel de eficiencia similar. No obstante, es necesario que tengas en cuenta el tipo de sistema a la hora de comprar las hojas.

Facilidad de cambio de la hoja

Este es un aspecto que en ocasiones puede pasar desapercibido, pero que tiene gran importancia. A lo largo de los años van a ser muchas las ocasiones en las que tendrás que cambiar la hoja. La elección de una máquina con un sistema de cambio de hoja ágil y rápido te ahorrará muchos quebraderos de cabeza.

En la actualidad, las máquinas más modernas vienen con sistemas de cambio de hoja que no requieren de una herramienta adicional para ello. De esta forma, realizar el cambio de la hoja es una tarea bastante sencilla. Sin embargo, las sierras más básicas sí adolecen de estos sistemas, por lo que el proceso puede resultar bastante pesado.

Marca

Puedes optar por comprar una máquina de un fabricante de prestigio u optar por adquirir una sierra caladora de marca blanca. Ciertamente la elección de la marca a menudo viene ligada al precio del producto. Nuestra recomendación es que en la medida de lo posible elijas una sierra de una marca reconocida.

Las mejores marcas suelen ofrecer productos de mayor calidad. Además, disponen de servicios de atención al cliente mucho más eficientes. Del mismo modo, es importante que te asegures de que el fabricante ofrece una garantía de como mínimo dos años. Así, siempre estarás cubierto ante cualquier imprevisto o avería

Accesorios

Disponer de determinados accesorios te puede permitir acometer algunas operaciones para las que se necesita gran habilidad. Unos complementos realmente interesantes son las guías de corte. Con ellas es mucho más fácil mantener una línea adecuada la hora de efectuar un corte preciso con la sierra.

Otro accesorio de gran ayuda son las salidas de polvo conectadas a un aspirador que permite absorber el polvo producido. De este modo, es posible trabajar con más limpieza y comodidad. Tampoco conviene olvidar los protectores de hojas. Con ellos se evitan accidentes por colocar los dedos sobre la sierra.

Resumen

Las sierras caladoras son herramientas fundamentales para los amantes y profesionales del bricolaje. Ofrecen unas magníficas prestaciones permitiendo realizar cortes precisos en distintos tipos de materiales. Se pueden utilizar para trabajar la madera, el plástico, el aluminio o el vinilo, entre otros.

Para elegir la adecuada, es importante conocer bien aspectos como los distintos tipos de sierra existentes, su funcionamiento, sus ventajas y desventajas. Además, conviene considerar algunos criterios como el precio, la potencia, la marca y los accesorios incluidos. La mejor forma de hacer una buena compra es hacerlo bien informado.

Esperamos que esta guía te haya resultado de utilidad. Si ha sido así, te agradeceríamos que la compartieras con amigos y conocidos y que nos dejes algún comentario. Mientras tanto, te deseamos que hagas una buena compra y que disfrutes de tu nueva sierra caladora.

(Fuente de la imágen destacada: Kzenon: 10091500/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
36 Voto(s), Promedio: 4,92 de 5
Cargando…