Unir dos piezas de metal o madera puede ser cuestión de segundos. Una remachadora para tuercas puede ser la herramienta que necesitas y que te ayudará con cualquier tarea de remache profesional o doméstica. Las remachadoras para tuercas puede sustituir fácilmente al martillo y facilitan la unión de planchas de aluminio y otros materiales de poco grosor y densidad.

Si estás buscando un utensilio con el que unir las bisagras de una puerta de forma sólida y resistente al marco, entonces una remachadora para tuercas es tu solución. En este artículo, trataremos de explicarte todo lo que necesitas saber sobre estas herramientas, los tipos que existen o sus funciones, y te mostraremos los mejores modelos del mercado para que escojas.

Lo más importante

  • Las remachadoras para tuercas sirven para colocar un remache roscado en materiales de poca profundidad, no importa la densidad de los mismos. Estos remaches se emplean para insertar un tornillo cuando el material no es lo bastante ancho.
  • Existen diferentes tipos de remaches de tuerca. Estos se diferencian por sus medidas (M de milímetros). La M representa el diámetro de la broca utilizada para hacer el agujero en el que se incrustará el remache.
  • Las remachadoras para tuercas suelen incorporar boquillas y mandriles para adaptar la herramienta a las diferentes medidas de remaches del mercado. Lo más habitual, es que incorporen mandriles de entre M3 y M12 intercambiables y una llave multifunción para el cambio.

Ranking: Las mejores remachadoras para tuercas del mercado

Las remachadoras para tuercas son herramientas muy útiles, sencillas de utilizar y económicas. No pueden faltar en tu casa o en tu taller, pues son una solución rápida para la unión de cualquier material. Para facilitarte la decisión de compra, hemos investigado el mercado y seleccionado los cinco mejores modelos de remachadoras de tuercas para ti.

Puesto nº 1: Akozon Maletín

Akozon presenta un completo maletín con una remachadora para tuercas y remaches ciegos, con cabezales de inserto para remaches roscados y normales. Se trata de una herramienta manual, fabricada en aleación de aluminio, resistente a la oxidación y lo bastante dura para aplicar remaches sobre la mayoría de materiales, incluido el acero y la fibra de vidrio.

El maletín incorpora un surtido de remaches tubulares roscados internamente y perforados por completo desde un lado que se pueden anclar. Todos los remaches disponen de recubrimiento anticorrosión. Con tamaños que van desde el M3 al M12, para poder elegir el que mejor se adapte a cada ocasión.

Puesto nº 2: Hasky

El maletín de Hasky incluye una remachadora para tuercas y 150 remaches, 30 de cada tamaño que van desde el M5 al M12, que son adecuados para todo tipo de tuercas. Todo este conjunto de herramientas viene presentado en un cómodo y resistente maletín de plástico. Todos los remaches de tuerca son de acero inoxidable y aluminio.

La remachadora de tuercas de Hasky dispone de un surtido de boquillas intercambiables con las mismas medidas que los remaches. También incluye una llave hexagonal para el cambio de cabezales. Al ser una remachadora de tipo alicate, es más fácil ejercer presión y clavar los remaches, pues requiere menos esfuerzo por nuestra parte.

Puesto nº 3 : Tacklife Pistola Remachadora

La remachadora para tuercas de Tacklife tiene un cómodo diseño tipo alicate que permite remachar con facilidad, aliviando la presión y el esfuerzo de las manos. Esta pistola remachadora adopta mandriles de acero al cromo-molibdeno. Dispone de una manija de 3/25” (pulgadas) de alta densidad que la hace más duradera y resistente al uso intensivo.

La remachadora maximiza la fuerza de palanca y te ahorra un 40% del esfuerzo necesario para remachar. Los mangos son ergonómicos y disponen de bisagras compuestas dobles que mejoran la durabilidad. El cabezal dispone de opción para el cambio rápido a mano y permite intercambiar los mandriles y las piezas sin necesidad de usar herramientas.

Puesto nº 4: Fervi 469 Rivettatrice X

La Fervi 469 Rivettatrice X es una remachadora para tuercas manual. Dispone de varios cabezales intercambiables e incorpora una cómoda llave multisistema para realizar los cambios. Incorpora mandriles para remaches roscados M3, M4, M5 y M6. Es una herramienta robusta, de fabricación sólida y perfecta para inserción de pernos roscados.

Es una remachadora muy resistente, capaz de afrontar los trabajos más exigentes. Tiene un diseño compacto y robusto, con los mangos recubiertos de goma ergonómica, que se adapta a la mano y alivia la presión del remachado, que suele ser muy alta. Es perfecta para insertar remaches de aluminio, aunque sufre un poco con materiales como acero o metales duros.

Puesto nº 5: Hilitan conjunto de remachadora y tuercas

El conjunto de remachadora para tuercas y 80 remaches de Hilitan es uno de los mejores productos en relación calidad-precio. Las tuercas remachadas están fabricadas en aleación de aluminio, que proporciona mayor resistencia, mejor aguante frente a la corrosión y una vida útil muy larga. Con extremo abierto y brida pequeña, orificio redondo y pared interior roscada.

El paquete incluye la remachadora para tuercas manual, fabricada en metales resistentes y plásticos, y un surtido de varias boquillas intercambiables de M3, M4, M5, M6 y M8. El tamaño del cañón de remache es de 9.7×27 centímetros (cm). Las tuercas de remache de cabeza plana ofrecen el mejor rendimiento en funciones de fijación.

Guía de compras: Lo que debes saber de las remachadoras para tuercas

La remachadora de tuercas es una herramienta pequeña, cómoda y práctica, ideal para todos los amantes del bricolaje, pero también para una amplia variedad de profesionales. En talleres mecánicos y carpinterías no pueden faltar estos utensilios. Para que entiendas qué son y cómo funcionan, hemos elaborado la siguiente guía de compra.

Hombre sujetando herramienta

Si tienes pensado trabajar con remaches de medidas M5 o superiores, busca un modelo de fabricación sólida. (Fuente: Neculai Carmen: 13711313/ 123rf.com)

¿Qué es una remachadora de tuercas?

La remachadora de tuercas es una herramienta compuesta. Al igual que una remachadora tradicional, es un equipo diseñado para unir dos materiales. Este método de unión, mediante remaches, es el más antiguo que conoce el hombre y también uno de los más sencillos. Las remachadoras de tuercas hacen funciones de un roscador.

Normalmente, tienen forma de tenaza, con una boquilla (intercambiable o no) y unos mangos largos en los que se ejerce presión con la mano para clavar el remache. Su mayor desventaja es que, al ser manuales, resulta cansado trabajar con ellas porque requieren mucha fuerza.

foco

Son herramientas muy utilizadas en todo el mundo y en una gran variedad de trabajos.

¿Qué partes tiene una remachadora para tuercas?

Como ya te hemos explicado, las remachadoras para tuercas son herramientas compuestas, pues son el resultado de la unión de diferentes utensilios simples. Aunque existen diversos tipos de remachadoras, en este apartado nos centramos concretamente en las piezas que forman una remachadora para tuercas manual.

Antes de pasar a las partes de la herramienta, conviene explicar que, al igual que los taladros y sus brocas, las remachadoras permiten cambiar las boquillas e insertar varios tamaños de perno. En el caso de estos equipos, los tamaños se categorizan en medidas M (de milímetros) y coinciden con el grosor de las brocas con las que se ha realizado el agujero.

A continuación, te listamos las partes que componen una remachadora para tuercas:

  • Perno inmovilizador
  • Vástago y espárrago
  • Boquilla y contratuerca
  • Expulsador o perilla. Para desenroscar la boquilla del remache roscado
  • Mangos para presionar. Normalmente, recubiertos de algún material ergonómico como la goma o el plástico
  • Llaves para ajustar las piezas intercambiables

¿Para qué sirven las remachadoras de tuercas o roscas?

Para todos aquellos que no están muy puestos en temas de bricolaje, la mejor forma de explicar para qué sirven las remachadoras para tuercas es mediante un ejemplo. Supongamos que tienes una superficie metálica, como un tubo, que no es demasiado ancho y al que quieres añadir otros objetos mediante tornillos, pero el tubo es demasiado fino.

En estos casos es cuando se utilizan las remachadoras para tuercas para, previo agujereado del tubo, incrustar un remache-tuerca donde luego poder insertar un tornillo. En pocas palabras, sirven para roscar un agujero al que añadir un tornillo en materiales demasiado finos. Es como el taco que se pone en una pared para enroscar un tornillo y fijar un cuadro.

Abraham MaslowPsicólogo estadounidense

«Si la única herramienta que tienes es un martillo, todo lo que te rodea parece un clavo».

¿Qué tipos de remachadoras para tuercas existen?

En este caso, no dispondremos de tanta variedad de modelos como en el de las remachadoras tradicionales. Sin embargo, de la misma forma existen diferentes diseños y tipos de remachadoras para tuercas orientadas a un uso determinado u otro. A continuación, te mostramos una tabla con los diferentes tipos de remachadoras para tuercas:

Tipo Uso Características
Remachadoras manuales  Talleres.

Carpintería.

Bricolaje.

Las más comunes y más vendidas.

Pueden ser: de mango tradicional, de acordeón o de mango largo.

Remachadora neumática Usos industriales. Funcionan con aire comprimido.

Ideales para trabajos duros, gracias a su potencia.

Las hay de tipo C, estilo prensa.

Industrial de columna Cadenas de montaje. Máquina muy especializada.

Pesada, en torno a los 100 kilogramos.

Automática, de gran potencia y rapidez.

Neumática de bancada Procesos automáticos y cadenas de montaje. Puede colocarse sobre superficies horizontales para trabajar.

Potente.

¿Cómo usar una remachadora de tuerca?

Usar una remachadora de tuerca, por lo general, es una tarea muy sencilla. Los procesos de remachado manual, no tienen grandes dificultades. El gran problema, con las manuales, es que requieren un ejercicio de fuerza que, en algunos casos, sobre todo en tareas prolongadas, puede acabar siendo muy molesto.

A continuación, te explicamos paso a paso cómo usar una remachadora de tuercas:

  • Lo primero que debes hacer es revisar tu remachadora y tus remaches, fíjate que dispones de todos los elementos necesarios.
  • Revisa el talador y las brocas que vas a utilizar, fíjate que dispongas de todas las medidas necesarias.
  • Asegúrate de que las piezas que vas a unir estén perforadas por la broca del taladro correcta. Si no, deberás realizar este procedimiento en primer lugar.
  • Escoge la boquilla de tamaño adecuado y un vástago apto para tu remachadora.
  • Enrosca el vástago en la herramienta y después pon la boquilla a presión.
  • Una vez hecho el orificio, enrosca la tuerca sobre la boquilla. Luego insertala en el orificio para obturar.
  • Una vez listo, aprieta la herramienta hasta que el remache quede obturado.
  • Una vez hecho, desenrosca girando la perilla que está en el extremo superior hasta que salga la boquilla y la tuerca quede pegada a la lámina.
  • Una vez colocada, la pieza quedaría lista para recibir el tornillo correspondiente.
  • Una vez finalizada la tarea, limpia la herramienta y guárdala en la caja.

¿Qué es el remachado?

El remachado es una técnica mecánica de fijación. Aunque no lo creas, es el método de unión más económico que existe. En este caso, las uniones entre las piezas son fijas y para retirarse requieren una labor diferente. Es una técnica extremadamente flexible porque la fijación se realiza colocando un remache en un agujero y encajándolo manualmente con la herramienta.

Caja con remaches

El remachado es el método de unión más económico que existe.
(Fuente: Vladimir Zhupanenko: 82403715/ 123rf.com)

¿Cuándo elegir entre un tipo de remache y otro?

Como te podrás imaginar, de la misma forma que existe una gran variedad de remachadoras, también la hay de remaches. Estas se clasifican en diferentes categorías y cada una de ellas tiene un propósito concreto. Para que entiendas qué tipo de remache es el mejor en cada caso, hemos creado la siguiente tabla explicativa:

Tipo de remache Usos Características
Remache de golpe Unión de materiales gruesos o pesados. De una sola pieza.

Se aplican con un martillo, no una remachadora.

Remaches ciegos Bricolaje.

Montajes mecánicos.

Carpintería.

Los más usados hoy en día.

Están formados por un tubo cilíndrico largo llamado vástago.

Se llama así porque no necesitan que la otra extremidad sea alcanzable.

Remaches tubulares o de tuerca Para insertar tornillos en piezas de metal o madera finos. Son muy utilizados en montaje de muebles.
De aluminio, lacados y anodizados Para materiales metálicos. Muy utilizados en talleres mecánicos y en fabricación en cadena.
De acero y cobre Los de acero son para aplicaciones donde se requiera gran resistencia mecánica.

Los de cobra son más indicados para el latón o el cobre.

De acero inoxidable Especialmente utilizadas en construcciones marítimas.

¿Qué es un remache de tuerca?

Los remaches de tuerca o tuercas remachables son cierres mecánicos que aseguran una sujeción fuerte a una chapa fina en aplicaciones y materiales en los que hay muy poco o ningún espacio en la parte trasera. Se pueden utilizar para remachar diferentes juntas (funcionando como remache) y te permitirán ensamblar otra pieza con un perno o tornillo.

¿Qué aplicaciones tienen los remaches de tuerca?

Los remaches de tuerca se emplean en todo tipo de chapas metálicas de poco grosor. No importa la densidad del material. Este tipo de tuercas remachables evitan el “golpeo”, la soldadura y facilitan la posibilidad de trabajar con tuercas y tornillería. Es una solución estupenda para espacios reducidos a los que solo se puede acceder por un lado.

A continuación, te dejamos una tabla con las aplicaciones de los remaches de tuerca:

Usos Sectores
Construcción de armarios.

Perfiles de ventanas y puertas.

Instalación y fabricación de aires acondicionados.

Instalación de paneles solares.

Cerramientos metálicos.

Rieles.

Piscinas.

Patas niveladoras.

Soportes para cableado.

Instalación de tuberías y calefacción.

Aeroespacial.

Automotriz.

Electrodomésticos.

Electrónica.

Mobiliario metálico.

Ferrocarril.

Telecomunicaciones.

Alimentación.

Productos químicos.

Iluminación.

Marina.

Submarinos.

Medicina.

Pasta y papel.

¿Cuáles son las ventajas del uso de remaches de tuerca?

Como ya te hemos explicado en las secciones anteriores, el remachado es la forma de unión más sencilla y económica que existe en el mercado. Unir dos piezas de metal, madera o plástico con una remachadora es muy sencillo. Su mayor inconveniente es que la fijación es para siempre. Sin embargo, tiene muchas ventajas que te listamos a continuación:

  • Proporciona una sujeción fuerte en una chapa fina.
  • Instalación ciega sencilla (por un solo lado).
  • Tiempo de montaje rápido.
  • Coste de montaje reducido: instalación sencilla con solo un movimiento de la mano.
  • Evita dañar la superficie de la pieza (baño o pintado previo).
  • Coste de instalación reducido; no se necesitan herramientas caras.
  • Se trabaja en aplicaciones ajustadas.
  • No deforma las piezas.
  • Imperdibles tras la aplicación.
  • Adecuado para montajes y desmontajes repetidos.

Criterios de compra

Ahora que ya tienes claro que es una remachadora para tuercas, sus partes, funcionamiento y todo lo que tiene que ver con los remaches, vamos a ver qué criterios marcan la diferencia entre una buena herramienta y una mediocre. En la siguiente parte de nuestro artículo encontrarás los criterios de compra en lo que debes fijarte para escoger la mejor herramienta:

  • Materiales
  • Accesorios
  • Tipo
  • Cabezal y mandriles
  • Tamaño y peso
  • Diseño
  • Utilidad

Materiales

Los materiales de fabricación marcarán la diferencia entre una remachadora para tuercas duradera y una que se romperá al primer uso. Los modelos más económicos suelen estar fabricados en materiales de poca calidad. Aunque son herramientas aptas para labores caseras de bricolaje, no te durarán mucho tiempo si las usas en materiales resistentes.

Si tienes pensado trabajar con remaches de medidas M5 o superiores, busca un modelo de fabricación sólida. Lo mejor es que te decidas por una remachadora de acero o de aleación, que soporte el trabajo prolongado. Los mangos deberán ser de goma o plástico, que te permitan un agarre firme y suave para ejercer presión sin dañarte la palma.

Benjamín FranklinCientífico e inventor estadounidense

«La oxidación por falta de uso gasta mucho más las herramientas que el propio trabajo».

Accesorios

La mayoría de las remachadoras para tuercas están presentadas en cómodos maletines. Estos surtidos ofrecen una gran variedad de remaches de tuerca, lo más habitual es que incorporen varias decenas de remaches de medidas entre los M3 y los M12. Estos maletines son ideales para labores de bricolaje, aunque no para profesionales.

Un accesorio indispensable en cualquier remachadora de tuercas son los mandriles y las boquillas. La opción de intercambiar la boquilla y adaptarla a los diferentes tamaños de remaches es necesaria, pues de otra forma te verás obligado a comprar otras remachadoras o cambiar de herramienta para realizar tu trabajo.

Tipo

Como ya has visto en nuestra guía de compras, existen diferentes tipos de remachadoras de tuercas. Las remachadoras manuales, las de diseño tradicional y las de tipo alicate son ideales para trabajos caseros y bricolaje. Las manuales de tipo alicate, con mangos largos, también funcionan bien en entornos profesionales, pues permiten ejercer más fuerza.

Si estás buscando una remachadora para tuercas para un taller o carpintería, lo mejor es que busques modelos eléctricos o neumáticos. Estas herramientas te permiten trabajar de forma cómoda, rápida y sin cansarte demasiado. Eso sí, son más caras y requieren que tengas un compresor de aire para trabajar.

Sujetando pieza de aluminio con remaches

Una remachadora de acero o de aleación soporta mejor el trabajo prolongado.
(Fuente: Neculai Carmen: 13711303/ 123rf.com)

Cabezal y mandriles

La mayoría de remachadoras para tuercas disponen de un cabezal intercambiable. Este accesorio te permite trabajar con remaches de diferentes tamaños. Habitualmente, incorporan también una llave multisistema que te permite cambiarlo, aunque los hay con sistemas de intercambio automáticos, que no necesitan herramientas.

Los cabezales deben ser de la mejor calidad, pues reciben mucha presión durante el trabajo. Fíjate que sean de buena construcción, fabricados en materiales resistentes como el acero y que, además, tengan algún tipo de tratamiento de refuerzo y protección contra la corrosión.

Tamaño y peso

Las remachadoras para tuercas de mano suelen tener un tamaño y un peso reducidos. Esto debe ser así, ya que las utilizarás con una sola mano. Si fueran demasiado pesadas, trabajar con ellas resultaría molesto y muy cansado. Fíjate en las opiniones de los demás compradores: si creen que la herramienta es demasiado pesada, puede que lo sea.

Tampoco deberías escoger una remachadora muy ligera, ya que este factor puede ser una señal de materiales endebles. Al final, deberás escoger una herramienta que te resulte cómoda. De nuevo, fíjate en lo que dicen los demás compradores. Para remachadoras tipo alicate, el peso es menos importante porque trabajarás con ambas manos.

Variedad de herramientas

Es importante que escojas bien el material de la remachadora que compres.
(Fuente: Pawelproc: 38619755/ 123rf.com)

Diseño

Las remachadoras para tuercas tradicionales tienen un diseño compacto, con un cabezal y dos brazos muy juntos. Están pensadas para usarse con una sola mano y, si no estás acostumbrado a ellas, pueden resultar incómodas. Las de tipo alicate disponen de dos brazos largos y una boquilla con espacio para guardar los remaches.

En cuanto al diseño, es importante que cuenten con un mango cómodo y ergonómico. El recubrimiento debe adaptarse a la mano y ser suave, evitando que la herramienta se deslice. Las remachadoras neumáticas suelen tener forma de pistola, con un gatillo que realiza todo el trabajo y un pequeño tanque para los remaches y el aire.

Utilidad

Las remachadoras para tuercas son herramientas muy utilizadas para labores de unión. Al contrario que otros utensilios, no tienen más uso que aquel para el que fueron diseñadas. Sin embargo, el remachado es la forma más económica y sencilla de unir dos piezas de metal. También es una unión fiable y definitiva.

En el caso de los remaches de tuerca, se utilizan para trabajos mecánicos, de carpintería, construcción y bricolaje. Últimamente, se utilizan para transformar furgonetas en caravanas, un proceso que se llama “camperización”, por lo que la portabilidad se convierte en un factor importante para la utilidad de la herramienta.

Resumen

Al contrario de lo que se suele creer, las mejores remachadoras para tuercas no tienen porqué estar en un taller. Puedes tener una en tu casa, ya que son herramientas muy útiles, muy cómodas y sencillas. Las remachadoras se han convertido en una pieza esencial para cualquier amante del bricolaje que se precie, ya que puedes hacer de todo con ellas.

Antes de escoger una remachadora de tuercas de entre los miles de modelos del mercado, debes tener presente todo lo que te hemos explicado. Factores como los materiales sobre los que tienes pensado trabajar, la calidad de los materiales de la herramienta, la opción de poder cambiar las boquillas y la forma de remachar son importante en tu decisión.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario o comparte con tus amigos y familiares para encontrar la mejor remachadora para tuercas del mercado.

(Fuente de la imagen destacada: Pawelproc: 38619752/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
43 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…