Las lijadoras de banda se han convertido en una herramienta indispensable para los amantes y los profesionales del bricolaje. Con ellas, tareas como limar, desbastar, lijar o igualar son mucho más fáciles y rápidas. En general, su uso está más extendido para trabajar la madera, pero también se utilizan con materiales como plástico o metal.

Su evolución hacia herramientas portátiles ha aumentado sus posibilidades multiplicando sus aplicaciones. Las lijadoras de banda más grandes y potentes han quedado reducidas a un uso industrial, mientras que las más pequeñas y portátiles ha pasado a ser una herramienta fundamental para profesionales y aficionados al bricolaje.

Lo más importante

  • Se han convertido en una herramienta indispensable para los amantes del bricolaje gracias a su gran versatilidad. Pueden ser de pequeño tamaño y portátiles o más grandes y de ubicación fija.
  • Permiten trabajar sobre grandes superficies cómodamente y de forma rápida y precisa. Se pueden utilizar sobre madera, pero también sobre otros materiales como plástico o metal.
  • Sus aplicaciones son cada vez más variadas. Algunas de las más habituales son pulir superficies, eliminar materiales rápidamente y desbastar.

Ranking: Las mejores lijadoras de banda en el mercado

A continuación, te ofrecemos nuestro completo ranking con las 5 mejores lijadoras de banda disponibles en el mercado. De esta forma, podrás elegir cuál es la que mejor se adapta a lo que estás buscando. Hemos hecho una selección variada teniendo en cuenta las distintas necesidades que puedas tener.

Puesto nº 1: Skil F015 1210AA

Con una potencia de 650 vatios es una lijadora de bandas apta para prácticamente cualquier tipo de trabajo. Sin embargo, si destaca por algo es por su diseño portátil, que la convierte en una herramienta fácil de transportar y de guardar. Es una auténtica todoterreno ideal para las tareas más exigentes como prelijar puertas.

Sus dimensiones aseguran una zona de trabajo amplia. Ofrece una velocidad de banda alta que le permite eliminar material a gran escala. Dispone de un práctico sistema de centrado automático de bandas. Además, lleva integrado un sistema de aspiración de polvo con una amplia bolsa para una óptima operación de limpieza.

Puesto nº 2: Bosch PBS 75 AE

Potente y robusta lijadora de banda con sistema de banda automático y 750 W de potencia. Su compacto diseño ergonómico hace de ella una herramienta muy cómoda. Además, funciona sin vibraciones. Se adapta a la perfección a distintos materiales. Cuenta con un sistema de microfiltros que le permite acumular el polvo en un contenedor integrado.

La lijadora PBS 75 AE cuenta con un sistema automático de centrado de banda de lijado que vuelve a colocar la banda en el centro de la placa. La banda de la PBS 75 AE se puede sustituir de forma rápida y sencilla. La superficie de lijado es de 76 x 165 mm. La calidad tiene un precio y en este caso no está al alcance de todos los bolsillos.

Puesto nº 3: Einhell TH BS 8038

La lijadora de banda Einhell TH BS 8038 ofrece la mejor relación calidad precio del mercado. Cuenta con 800 W de potencia y con una velocidad de 380 m/min. Además, dispone de una empuñadura adicional grande y estable con la que es posible sostenerla de forma cómoda y firme. Incorpora un sistema de aspiración para recoger el polvo.

Su precio es realmente económico, por lo que no esperes de ella algunas de las características que sí que incluyen otras lijadoras de gamas superiores. A este respecto, conviene resaltar que no dispone de la posibilidad de regular la velocidad de la banda de lijado. Además, estamos ante un modelo bastante ruidoso.

Puesto nº 4: Meister MBS600-1

Es un equipo realmente versátil con una potencia de 600 W y con seis niveles de velocidad que van desde 170 m/min hasta 250 m/min. Es adecuada para lijar distintos tipos de superficies. Se puede usar bien como modelo portátil o bien como equipo fijo. Sus dimensiones son de 47,2 x 17 x 14,8 centímetros con un peso de 3,1 kilogramos.

En definitiva, estamos ante una herramienta de baja gama con un precio bastante económico, pero con muy buenas prestaciones. Es ideal para quienes no necesitan un equipo profesional, pero quieren disfrutar de una herramienta que asegura unas muy buenas prestaciones. Eso sí, es una lijadora bastante ruidosa.

Puesto nº 5: Makita 9403

Con la lijadora de Makita estamos ante un equipo de gran tamaño, pesado e ideal para realizar proyectos largos. Su anchura de banda es 100 mm, su velocidad es 500 metros por minuto y su potencia 1200 vatios. Se trata de un aparato robusto y que ofrece un gran rendimiento. Dispone de una bolsa para la recogida del polvo orientable 360º.

Es, sin duda, una herramienta potente, pero también fácil de utilizar. Además, cuenta con sistema de ajuste de la banda de lijado mediante centrador. Su elevado precio se justifica por las magníficas prestaciones que ofrece. Si buscas calidad y potencia, no lo dudes esta es la lijadora de banda adecuada para ti.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las lijadoras de banda

De cara a comprar una lijadora de banda es conveniente que tengas en cuenta una serie de aspectos para que hagas la mejor elección posible. No olvides que la información es poder. En esta sección abordamos una serie de preguntas para aclarar las dudas que te puedan ir surgiendo durante el proceso de compra.

Carpintero lijando

La lijadora de banda es una herramienta mecánica cuya función es pulir distintos materiales.
(Fuente: Stylephotographs: 98365742/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una lijadora de banda?

Una lijadora de banda es una herramienta mecánica cuya función principal es pulir rápidamente distintos materiales. Con ellas se pueden lograr superficies suaves y lisas con acabados de gran calidad. Pueden ser portátiles y de pequeñas dimensiones o estacionarias y de gran tamaño. La mayoría funcionan con un motor eléctrico.

Lo que las distingue del resto de tipo de lijadoras es su gran potencia. Están especialmente diseñadas para realizar trabajos profesionales. Constan de una banda cerrada de lija que se mantiene tensa gracias a la tracción de los dos rodillos. Además, el giro de estos rodillos es lo que genera el movimiento continuo de la banda de lijado.

¿Cuáles son los usos de una lijadora de banda?

Las lijadoras de banda cuentan con una serie de interesantes aplicaciones. Se pueden utilizar para reducir el grosor de un material, pulir una superficie o lijar superficies ásperas y astilladas. Otras posibles aplicaciones son emparejar cortes mal realizados, construir cubiertas y eliminar materiales de forma rápida.

Jaime HayónDiseñador industrial

«Creo en la manualidad. Creo mucho en el detalle, en las cosas muy bien hechas. Creo en los materiales nobles y naturales. Creo que el diseño comunica.»

¿Ventajas y desventajas de las lijadoras de banda?

Son muchas las ventajas que ofrecen las lijadoras de banda. Permiten operar sobre grandes superficies cómodamente y a gran velocidad. Además, se pueden utilizar sobre distintos tipos de materiales. Son herramientas de gran precisión, por lo que garantizan acabados de gran calidad.

Por el contrario, también tienen algunas desventajas. Es necesario utilizarlas con cuidado evitando tocar la banda de lijado cuando la máquina está en funcionamiento. La mayoría de ellas son eléctricas, por lo que es necesario disponer de una fuente de corriente. Los equipos más potentes exigen una gran inversión económica.

¿Por qué es recomendable comprar una lijadora de banda?

Las lijadoras de banda permiten obtener acabados mucho mejores y en mucho menos tiempo. Son herramientas versátiles que permiten realizar distintos tipos de trabajos especialmente de carpintería.

Ventajas Desventajas
Son muy fáciles de utilizar Si no se tiene suficiente precaución puede producir heridas y lesiones
Resultan muy prácticas Requieren una inversión económica
Permiten acabados mucho más profesionales Necesitarás un compresor de aire si te decides a comprar una lijadora portátil neumática
Son herramientas de gran precisión
Ofrecen una lijado homogéneo y rápido

¿Cómo funciona una lijadora de banda?

Su funcionamiento es bastante sencillo. Las lijadoras de banda constan de un motor que transmite a los rodillos la energía necesaria para que estos giren. El giro de los rodillos es lo que provoca el movimiento continuo de la cinta de papel de lija. Este movimiento desgasta el material sin que sea necesario realizar presión sobre el mismo.

A mayor velocidad de la cinta mayor velocidad de la banda y, por tanto, se puede lograr un acabado mejor y en menos tiempo. Del mismo modo, el grosor del papel de lija es un factor fundamental para determinar la calidad del resultado final. El resto ya depende de la habilidad de la persona que opera la máquina.

Lijadora de banda sobre madera

Las lijadoras de banda requieren una serie de cuidados para funcionar correctamente.
(Fuente: Sudsaithong: 86560542/ 123rf.com)

¿Qué cuidados requiere una lijadora de banda?

Las lijadoras de banda requieren una serie de cuidados para lograr una buena conservación. De este modo, se podrá disfrutar de ellas durante más tiempo y en mejores condiciones. En general, conviene revisar con frecuencia la correa de la lijadora para detectar cualquier posible grieta y asegurarse de que los rodillos permanecen alineados.

Por desgracia, es inevitable que con el paso del tiempo los rodillos se desgasten. Cuando esto ocurra será necesario reemplazarlos por unos nuevos.

Otra interesante práctica de mantenimiento consiste en aspirar la lijadora. Esto ayuda a incrementar el periodo vida útil de la lijadora evitando posibles averías.

¿Cómo utilizar una lijadora de banda?

En primer lugar, siempre debes seguir las instrucciones de uso incluidas en el manual del fabricante. También es muy importante que prestes mucha atención a las medidas de seguridad indicadas para evitar sufrir cualquier tipo de accidente. En este sentido, debes utilizar guantes anticortes, gafas de seguridad y mascarilla.

Al comenzar a lijar, no olvides que lo primero es preparar la superficie sobre la que se va a trabajar. Para lijar sitúa la máquina sobre la superficie del material, sosteniéndola con fuerza y comienza a realizar movimientos lentos de ida y vuelta. Intenta que estos movimientos sean lisos y similares a la superficie del material.

¿Qué tipos de lijadoras de banda existen?

Actualmente, se puede diferenciar entre dos tipos principales de lijadoras de banda:

  • Las lijadoras de banda portátiles
  • Las estacionarias

Por supuesto, en cada una de estas categorías podemos encontrar distintas variantes. Así, por ejemplo, dentro de las lijadoras portátiles se puede distinguir entre las eléctricas y las neumáticas.

Las primeras funcionan con un motor eléctrico, mientras que las segundas no requieren de motor, ya que operan conectadas a un compresor de aire. Estas últimas suelen ser más económicas, más ligeras y más seguras. Además, existen lijadoras eléctricas que no necesitan estar conectadas a la corriente eléctrica, ya que cuentan con una batería.

Criterios de compra

A continuación, vamos a analizar una serie de cuestiones que debes considerar antes de comprar una lijadora de banda. Así tendrás toda la información necesaria para hacer la compra perfecta. Ya sabes, lo que bien empieza bien acaba. No queremos que con el tiempo te arrepientas de tu compra.

Principalmente debes tener en cuenta:

  • Uso que le vayas a dar
  • Tamaño
  • Potencia
  • Superficie de lijado
  • Velocidad
  • Cambio de la cinta
  • Marca
  • Accesorios

Uso que le vayas a dar

En función del tipo de uso que le vayas a dar, necesitarás un tipo de lijadora de banda u otro. No es lo mismo un equipo para profesionales que uno para aficionados. Del mismo modo, otro aspecto que debes considerar es la frecuencia con la que la vas a utilizar. Antes de comprar, piensa en tus necesidades.

De esta forma, si la quieres para utilizarla profesionalmente, te recomendamos que optes por un modelo de alta gama aunque su precio sea mayor. Si, por el contrario, eres un aficionado al bricolaje y no piensas utilizarla con mucha frecuencia, tal vez tengas suficiente con un modelo de bajo coste.

Tamaño

En este caso el tamaño sí que importa. Las dimensiones y el peso de la lijadora van a determinar hasta qué punto esta es o no portátil. E incluso en los modelos portátiles, a menor peso y tamaño, mayor comodidad de uso y mayor facilidad de transporte. Piensalo muy bien antes de comprar un equipo de gran tamaño.

Trabajar durante muchas horas con una máquina muy pesada puede conllevar que te acabe doliendo la mano. En algunas circunstancias incluso es posible que acabes sufriendo una lesión como consecuencia del sobreesfuerzo. Parece claro que, salvo en casos muy concretos, un equipo muy pesado no es la mejor opción.

Lijadora de banda en madera

Existen diversos tamaños de lijadoras de banda y todas funcionan igual, con una banda de material abrasivo.
(Fuente: Schindl: 38796813/ 123rf.com)

Potencia

La potencia que necesites va a depender del tipo de trabajo que vayas a realizar con la lijadora. En cualquier caso, te recomendamos que elijas una herramienta con una potencia superior a 500 W. Recuerda que mayor potencia significa mayor velocidad de trabajo. Y también más consumo eléctrico y, por tanto, una factura de la luz más elevada.

Por otra parte, con una lijadora de poca potencia solo podrás trabajar en madera y pulir algunos metales. Sin embargo, con una de gran potencia podrás trabajar casi cualquier material. Además, conseguirás acabados más profesionales. Del mismo modo, también será mayor la inversión necesaria para comprar la herramienta.

Superficie de lijado

Esta es una cuestión que no puedes pasar por alto. Una mayor superficie de lijado de la banda implica menos trabajo, menos tiempo y menos esfuerzo para una misma tarea.

En general, el ancho de la banda suele variar entre 75 mm y 100 mm, mientras que su longitud varía entre 450 mm y 600 mm.

Velocidad

La velocidad de la banda de lijado es una de las cuestiones fundamentales a la hora de decidirse por un equipo u otro. Su importancia se debe a que la velocidad y la posibilidad de regularla van a determinar las tareas para las que puedes utilizar la lijadora. Además, a mayor velocidad menos tiempo necesitarás para un mismo trabajo.

Generalmente la unidad de medida que se utiliza es el metro por minuto. También es posible que se indique la velocidad de giro de los rodillos. De ser así, esta se suele indicar en revoluciones por minuto (rpm). En cualquier caso, la primera unidad de medida siempre te va a dar una información más precisa del rendimiento del equipo.

Cambio de la cinta

El sistema de cambio de la cinta de lijado es un aspecto que no debes pasar por alto cuando compres una lijadora de banda. Te recomendamos que optes por un equipo en el que proceso de sustitución sea rápido y sencillo. Afortunadamente, hoy en día la mayoría de los nuevos modelos ya incorporan sistemas para facilitar esta tarea.

Marca

En el mercado existen muchas marcas que fabrican lijadoras de banda. Es importante que elijas una que ofrezca unos altos estándares de calidad. Ten en cuenta que ante cual eventualidad los mejores fabricantes siempre van a ofrecer un mejor servicio de atención al cliente. La fama de una marca suele ir ligada a la calidad de sus productos.

Otro aspecto que no debes pasar por alto es la garantía. Opta siempre por un fabricante que ofrezca como mínimo dos años de garantía en todos sus productos. Por si te sirve de referencia, algunas de las marcas de más prestigio son: Virutex, Black & Decker, Bosch, Makita, Diverse y Einhell.

Accesorios

Los mejores modelos del mercado suelen incluir diferentes accesorios. Algunos de los más habituales son: recogecable, bolsas para recoger el polvo que se produce al lijar y lijas de papel de repuesto. Además, algunos modelos también incluyen una práctica bolsa para transportar la lijadora de banda.

En el caso de las lijadoras portátiles es interesante que vengan con ajustes extra para poder utilizarla como una lijadora estacionaria. Seguramente los accesorios no sean el aspecto más importante a considerar al comprar una lijadora, sin embargo tampoco lo debes pasar por alto. Una buena lijadora requiere de unos buenos complementos.

Resumen

Las lijadoras de banda son herramientas versátiles que permiten trabajar distintos tipos de materiales tales como madera, metales y plásticos. Con ellas se pueden realizar trabajos como pulir una superficie, lijar superficies ásperas o eliminar materiales de forma rápida y segura. Además, su precio no suele ser excesivamente elevado.

A la hora de comprar uno de estos equipos es importante conocer muy bien cuáles son sus características y qué uso se le va a dar. Del mismo modo, siempre conviene tener en cuenta el precio y la marca del producto. Algunas de las características más importantes de estas máquinas son la potencia y la velocidad de la banda de lijado.

Esperemos que esta guía te ha resultado de utilidad. De ser así, no dudes en dejarnos algún comentario y/o en compartirla con tus amigos y conocidos.

(Fuente de la imágen destacada: Isaac74: 90270800/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
32 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Cargando…
Avatar

Publicado por superherramientas