Los compresores de aire son sistemas complejos que comprimen el aire mediante enfriamiento. Para ayudarse en el proceso suelen utilizar agua o petróleo. La finalidad de la compresión es el almacenaje de aire. Una vez comprimido, se podrá usar para rellenar bombonas o para ser expulsado a alta velocidad, por ejemplo, para pintar una casa.

Los compresores de aire son ampliamente utilizados tanto en trabajos caseros como profesionales. Sin ir más lejos, en todos los talleres mecánicos encontrarás uno de estos sistemas. Son capaces de realizar una gran variedad de tareas y por eso, en este artículo, queremos ayudarte y comprar el mejor compresor de aire del mercado.

Lo más importante

  • Los compresores de aire son herramientas muy versátiles. Se pueden usar para perforar agujeros, cortar materiales, marcar roca o verter hormigón.
  • En casa podemos utilizarlos para pintar, barnizar o aplicar productos plásticos líquidos. También son útiles para tareas de limpieza o mantener hinchados los neumáticos del coche.
  • Existen diferentes tipos de compresores de aire en el mercado. Los más convencionales son los electroportátiles, que son compactos y ligeros.
  • En el sector industrial, los más utilizados son los neumáticos, más grandes y potentes. Ambos tipos son apreciados pues permiten realizar gran cantidad de tareas con poco consumo energético.

Ranking: Los mejores compresores de aire del mercado

Los compresores de aire son sistemas complejos, ofrecen grandes posibilidades de uso y son bastante complicados a nivel técnico. Escoger el más adecuado para ti entre la gran variedad de modelos del mercado, puede ser difícil. Por eso nosotros hemos escogido los mejores del mercado, para facilitarte la decisión de compra.

Puesto nº1: Einhell TH-AC 190/6 OF

El compresor de aire Einhell TH-AC190/6 es un sistema de compresión de último modelo, con un motor sin aceite que no necesita mantenimiento. Se trata de un modelo móvil, con pies de apoyo y un asa ergonómica que permite trasladarlo. Con un cable enrollable y práctico. Dispone de 8 bares de presión ajustables mediante regulador de presión.

Este compresor cuenta con una válvula de seguridad, manómetro y sistema de acoplamiento rápido para una presión de trabajo regulada. El depósito tiene una capacidad de 6 litros y su motor permite una aspiración de 185 litros por minuto (l/min). Es ligero, pues solo pesa 9,24 kilos, y sus patas de ventosa te permitirán trabajar con seguridad.

Puesto nº2: KYG Compresor de aire portátil

El compresor KYG es un modelo portátil. Se trata de un sistema compacto diseñado para usos caseros. Es una herramienta perfecta para una reparación de emergencia de los neumáticos del coche, la moto o una bicicleta. Con 12 vatios de potencia y una presión de inflado de hasta 130 PSI. Dispone de luz de emergencia y cierre de presión.

Es un compresor de aire muy cómodo ya que tiene una gran pantalla LCD que muestra los bares de presión, los PSI y toda la información necesaria. Puedes preseleccionar o configurar la presión que deseas y cerrará el caudal automáticamente cuando la alcance. Con boquilla y motor de cobre que aseguran el mejor rendimiento y consumo reducido.

Puesto nº3: Einhell TH-AC 200/24OF

Einhell es reconocida por fabricar las mejores herramientas. El compresor de aire Einhell TH-AC 200/24OF es un buen ejemplo. Con un motor sin aceite y una potencia de 240 vatios, es ideal para cualquier trabajo profesional. Su depósito es de 24 l, una reserva más que suficiente. Dispone de unas cómodas ruedas para moverlo y pata de soporte.

Tiene un manómetro de acoplamiento rápido y un ajustador de presión de 0 a 8 bares. Pesa 21 kg, pero gracias a sus ruedas no lo notarás. La pata de soporte absorbe las vibraciones lo que te permite trabajar con seguridad. Con llave de desagüe para facilitar la limpieza y el mantenimiento y una válvula de seguridad y retención en un costado.

Puesto nº4: Stanley DN200/8/6

Stanley es una marca líder en el mercado de las herramientas profesionales. El compresor de aire DN200/8/6 dispone de un pistón interno y 8 bares de presión. Es muy sencillo de usar gracias al panel superior de control con botonera y manómetro de lectura rápida. Además, la marca ofrece variedad de capacidades para el tanque en este modelo.

Tiene función de aspirador con capacidad de 180 l/min y el depósito tiene 6 l de capacidad. Es muy fácil de transportar gracias a su asa y las patas disponen de ventosa para asegurar el equipo al suelo. Dispone de gancho para colgar accesorios en un lateral. Con grifo de purga de esfera y paso aumentado para evitar obstrucciones y bloqueos.

Puesto nº5: Black & Decker ASI300-QS

Si estás buscando una herramienta para el mantenimiento de los neumáticos de tu coche y para pequeños arreglos caseros, el compresor Black&Decker ASI300 es tu herramienta. Con función de autoapagado para una mayor precisión, te aseguras que no hay riesgo de inflar más de la cuenta. Dispone de cable autoenrollable, ideal para guardarlo.

Posee una sencilla rueda de selección de presión para un ajuste exacto de la presión y el caudal. Con una potencia de 160 PSI y 11 bares totales, podrás realizar casi cualquier tarea que te propongas. Con pantalla retroiluminada, perfecta para una emergencia nocturna en la carretera. Los accesorios se guardan en el propio compresor.

Guía de compras: Lo que debes saber de los compresores de aire

Los compresores de aire son sistemas complejos, con piezas pesadas y partes que necesitamos entender para poder usar. Además, en el mercado existen una gran variedad de modelos diferentes. Es importante que sepas qué es un compresor antes de comprarlo. Sigue leyendo para disponer de todas las respuestas a las preguntas más frecuentes.

¿Qué es un compresor de aire?

Los compresores de aire son máquinas de fluido construidas para aumentar la presión y desplazar cierto tipo de fluidos llamados compresibles. Estos fluidos pueden ser gases o vapores. El proceso se realiza mediante un intercambio de energía entre la máquina y el fluido, creando energía de flujo, aumentando la presión y obligándolo a fluir.

Al igual que las bombas, los compresores desplazan los fluidos. A diferencia de las primeras que son hidráulicas, estos son térmicos, pues sus fluidos sufren un cambio de densidad y de temperatura. A diferencia de ventiladores y sopladores, los compresores aumentan la presión, densidad y temperatura de los fluidos forma considerable.

Compresor de aire fondo blanco

Los compresores de aire son ampliamente utilizados tanto en trabajos caseros como profesionales. (Fuente: Jiradet Ponari: 836699261/123rf.com)

¿Qué características tiene un compresor de aire?

Los compresores de aire tienen muchas partes. Sin embargo las más importantes son el tanque y el caudal. A excepción de los modelos compactos, estos sistemas disponen de un tanque de almacenamiento de diferentes dimensiones. Su capacidad indicará cuál es el modelo más adecuado. A mayor capacidad de aire, más potencia generará al expulsarlo.

Cada compresor es capaz de garantizar un caudal y una presión determinadas con una potencia diferente. Para calcular las necesidades de aire comprimido deberás tener en cuenta el uso que vayas a darle y el consumo de litros por minuto que requieres. Puedes calcular el consumo sumando el uso individual de cada herramienta que uses.

¿Cómo calculo el caudal de aire?

En primer lugar, para calcular el caudal de aire deberás establecer el caudal medio para cada una de las herramientas que utilices. También (para usos profesionales), la cantidad de empleados que trabajarán con el mismo compresor de aire. Para calcular el caudal total solo tienes que multiplicar al caudal medio por el número de empleados.

A continuación te presentamos una lista con otros factores que deberás tener en cuenta a la hora de calcular el caudal y tus necesidades de aire:

Factores Características
Potencia Medida en CV (caballos de vapor). Los compresores de aire suelen oscilar entre 1,5 CV y los 5 CV.
Presión de trabajo la mayoría de máquinas no requieren presiones de más de 6 bares para su funcionamiento.
Fuente de alimentación Existen dos tipos: los eléctricos y los de gasolina. Los primeros son los más comunes, solo necesitas conectarlos a una toma de corriente. Los de gasolina son ideales para trabajos en exterior, donde no hay suministro eléctrico.

¿Para qué se usan los compresores de aire?

Los compresores de aire tienen una gran variedad de usos. El aire comprimido se puede usar para tareas tan sencillas como soplar los restos de viruta de madera o metal tras una labor de corte. Algunos modelos tienen uso como aspirador. En general, son muy versátiles y puedes usarlos para tareas de bricolaje casero o para trabajos profesionales.

En el hogar podrás usarlos para la aplicación de productos, ya sea para pintar, barnizar o limpiar. También para el mantenimiento de los neumáticos de un coche o una bicicleta. A nivel industrial se utilizan para taladrar, atornillar, cepillar, lijar, fijar o soltar tornillos, y hasta para realizar cortes de precisión sobre metal.

Compresor de aire en la industria

En industria se usa el compresor para limpiar todo tipo de maquinaria. (Fuente: Robert Przybysz: 70339991/123rf.com)

¿Qué ventajas y desventajas tienen los compresores de aire?

Cuando vas a comprar un compresor de aire deberás tener presente las ventajas y desventajas del producto. La energía neumática que producen es muy segura, ya que no es combustible y no suele provocar accidentes. Además, este tipo de fuerza es muy económica y los compresores tienen un consumo de energía realmente bajo.

Los compresores de aire tienen una gran variedad de usos y, a primera vista, parece que todo son ventajas. Sin embargo, como en cualquier equipo de estas características, existen ciertas desventajas que debes conocer. A continuación te presentamos una tabla con las ventajas y desventajas de los compresores de aire.

Ventajas
  • Energía de bajo coste. El fluido que produce la energía se recoge de la atmósfera.
  • Seguridad. Los riesgos de accidente son muy bajos. El aire no es inflamable ni explosivo.
  • No contamina.
  • Las herramientas y equipos que se conecten al caudal del compresor pueden trabajar a velocidades muy altas.
  • Son fáciles de montar y transportar.
Desventajas
  • El aire que sale del compresor tiene temperaturas altas. Esto provoca generar condensación y puede acabar afectando a las herramientas.
  • Durante el funcionamiento el compresor genera mucho ruido.
  • El aire comprimido no genera grandes fuerzas.
  • Es necesario realizar operaciones periódicas de mantenimiento, ya que el motor se resiente por el uso.

¿Qué tipos de compresores de aire existen?

En el mercado existen muchos tipos de compresores de aire. Estos sistemas, aunque no lo parezca, están en constante evolución. Los fabricantes llevan años investigando sobre nuevos modelos y diseños que se adapten a las diferentes exigencias del mercado. A continuación te presentamos una lista con los tipos de compresores que existen:

  • Compresores de aire: diseñados para comprimir gases por encima de la presión atmosférica. En general, los compresores siempre trabajan por encima de los 3 bares.
  • Ventiladores: comprimen los gases a presiones muy bajas, cercanas a la presión atmosférica.
  • Soplantes: También trabajan a baja presión, aunque no tan bajas como las de los ventiladores. Son muy parecidos a los compresores habituales, pero con una presión por debajo de los 3 bares.
  • Bombas de vacío: Son muy parecidas a los compresores, pero en lugar de comprimir y expulsar el aire, lo que hacen es aspirarlo. Son capaces de bajar a valores por debajo de 1 atmósfera. Se pueden usar como compresores, pero solo en aplicaciones muy específicas y con valores de presión muy bajos.
  • Compresores Booster: compresores que trabajan con presiones de aspiraciones superiores a la atmosférica. Suelen instalarse en combinación con los compresores tradicionales, para elevar la presión a la que trabaja el compresor.
  • Compresor de desplazamiento positivo: El funcionamiento de estos compresores se basa en la disminución del volumen de aire en la cámara de compresión. De esta forma se produce un incremento de la presión interna hasta llegar al valor previsto, momento el que se libera.
  • Compresores dinámicos: Estos compresores basan su funcionamiento en la aceleración molecular. El aire es aspirado por el rodete a través de su campana de entrada y acelerado a gran velocidad. El aire absorbido se descarga a unos difusores situados junto al rodete, donde la energía cinética se convierte en presión estática. Desde este punto se libera el aire al sistema.

¿Cómo funciona un compresor de aire?

Los compresores de aire basan su funcionamiento en la transformación de la energía eléctrica, generada por un motor, eléctrico o de combustión, en energía mecánica. Esta a su vez pasará a convertirse en energía neumática al comprimir el aire hasta la presión requerida para el uso de diferentes tipos de herramientas o maquinaria.

El compresor de aire recibe energía mediante el movimiento de un motor eléctrico y la transforma en energía de presión, comprimiendo el aire que aspira y almacenándolo en un tanque. También existen compresores con transmisión por correa, estos modelos industriales son más potentes y están diseñados para trabajos profesionales y pesados.

¿Qué tipo de mantenimiento requiere un compresor de aire?

Los compresores de aire necesitan ciertos cuidados para mantener su buen funcionamiento. Son equipos complejos con motores y partes movibles y vulnerables, como por ejemplo las mangueras, que acusarán el uso y el paso del tiempo. Como en cualquier herramienta compleja, será importante cumplir con algunas normas de mantenimiento.

La vida del compresor y la calidad de los trabajos realizados están directamente relacionados con proporcionar un mantenimiento adecuado. A continuación te mostramos una lista con los pasos que deberás seguir para cuidar y utilizar de forma segura un compresor de aire:

Pasos recomendados Pasos imprescindibles
Verifica el nivel de aceite del motor periódicamente. Cambia el lubricante cuando se seque o empiece a aparecer “barro”. Ciertos compresores modernos no necesitan lubricante. Vacía regularmente el agua que se acumula en el calderín y en el filtro a través de las válvulas de purga.
Sigue las instrucciones de los fabricantes para el mantenimiento del motor. Controla el funcionamiento de la válvula de seguridad. Limpia el filtro del aire tras cada uso y revísalo de forma periódica.
Sopla el polvo acumulado en las aletas de refrigeración. Instala el compresor de aire sobre un suelo plano y fíjalo sobre los tacos de goma de las patas para evitar vibraciones.
Deja, al menos, medio metro de espacio alrededor del compresor de forma que el ventilador pueda refrigerar el motor. Limpia las pistolas y los equipos de aplicación tras cada uso.

¿Qué medidas de seguridad debo tener en cuenta al usar un compresor de aire?

Además de un correcto mantenimiento, al utilizar los compresores de aire deberemos tener en cuenta ciertas medidas de seguridad. Es muy importante observar todas estas medidas para trabajar de forma correcta y evitar accidentes. A continuación te presentamos una lista con algunos de los preceptos de seguridad más importantes:

  • Vigila: El manómetro y de las válvulas de seguridad para evitar un exceso de presión en el interior del tanque.
  • Revisa: El estado del cable y de las conexiones interiores del motor para evitar desgastes que puedan provocar cortocircuitos y explosiones.
  • Coloca: El compresor de aire en un lugar que no dificulte el paso de los trabajadores. Si está en un lugar de paso, señaliza correctamente su posición para evitar golpes y caídas.
  • Comprueba: El estado de los limitadores de presión y de las válvulas de seguridad.
  • Regula: La temperatura del aire en la salida de la cámara funciona correctamente y que está regulado.
  • Instala: El compresor a una distancia prudencial de paredes y obstáculos que impidan la refrigeración.
    Ancla correctamente el equipo de forma que no se desplace o caiga sobre los usuarios.
  • Utiliza: Siempre los prendas de protección adecuadas. En este caso es indispensable el uso de gafas de seguridad y protectores auditivos.
Compresor de aire válvulas

Para su mantenimiento hay que vacíar el aire a través de las válvulas. (Fuente: pitrs: 89188639/123rf.com)

Criterios de compra

Para comprar un compresor de aire deberás conocer el sistema y sus características. Existen muchos modelos diferentes, lo que dificulta la elección de compra. Para facilitarte el proceso, a continuación te explicamos algunos de los criterios más importantes a tener en cuenta. Sigue leyendo y escoger el mejor compresor de aire del mercado:

  • Potencia
  • Uso industrial o casero
  • Conexiones
  • Capacidad del tanque
  • Caudal
  • Accesorios
  • Movilidad

Potencia

Para elegir un compresor de aire hemos de valorar numerosos factores que intervienen directamente en el rendimiento de la herramienta. Uno de los más importantes es la potencia del compresor. Los compresores de mano o portátiles suelen tener potencias bajas, de unos 2 CV. Puede parecer poca potencia, pero sobra para trabajos caseros.

Los compresores de 4CV son ideales para cualquier trabajo. Suficientemente potentes para todos los trabajos caseros y también para muchas tareas profesionales. Son más pesados, pero suelen incorporar ruedas. Los compresores con más de 4 CV de potencias son de uso industrial, se emplean para cortar metales y trabajos duros de construcción.

Compresores de aire en linea

Existen muchos tipos de compresores, te mostramos las características que debes saber de cada uno. (Fuente: Mykhailo Polenko:98404107/123rf.com)

Uso industrial o casero

Los compresores de aire más pequeños están pensados para tenerlos en casa. Los modelos portátiles están diseñados para llevarlos en el maletero del coche. Son perfectos para una urgencia en la carretera y para mantener el nivel de aire de los neumáticos de un coche, una moto o una bicicleta. Estos suelen ser menos potentes y más económicos.

Si tienes pensado darle un uso industrial, deberás escoger modelos más potentes. Estos se pueden utilizar para acoplar taladros o martillos neumáticos. Para un uso profesional, por ejemplo, para atornillado en navieras o para remachar planchas de metal gruesas, necesitas modelos profesionales. Estos equipos son más resistentes y caros.

Conexiones

Los compresores de aire suelen funcionar en combinación con otros equipos. Por ejemplo, podemos usarlos con una pistola de aire para soplar los restos de viruta de un corte. Para poder conectar los equipos al compresor debemos contar con las conexiones adecuadas. Este es un punto que no deberías pasar por alto al comprar tu compresor.

En primer lugar, deberías fijarte en el tipo de conexiones eléctricas que lleva. Algunos modelos incorporan cables autoenrollables para ocupar poco espacio. La manguera deberá tener una resistencia adecuada a la presión de trabajo del compresor y ser flexible. El diámetro de las conexiones también deberá ser el correcto para los acoples.

Capacidad del tanque

La capacidad del tanque es uno de las características técnicas más importantes de un compresor de aire. El volumen de aire que puede acumular influye directamente en la potencia y determinará el uso que le des. Los modelos más pequeños o manuales no disponen de tanque, por lo que su uso será muy limitado, por ejemplo, para hinchar ruedas.

Los modelos industriales y profesionales disponen de tanques con capacidades que van desde los 4 a los 8 litros. Estos están diseñados para un uso más continuado y exigente. Deberás escoger siempre en función del uso y del número de herramientas que tengas pensado utilizar al mismo tiempo. No te puedes permitir quedarte sin aire.

Compresores de aire en la industria

Los compresores se usan en todo tipo de industria. (Fuente: Thanakron Ponjon: 84549196/123rf.com)

Caudal

El caudal es otro de los aspectos fundamentales de un compresor de aire. El caudal y la presión del aire comprimido son los factores que decidirán el uso que puedas dar a la herramienta. Cada modelo garantiza un caudal y una presión diferentes. Es importante que conozcas el consumo de aire total que necesitas en tu trabajo para escoger.

Ya te hemos explicado cómo se calcula el factor de consumo de aire. Como norma general, por cada caballo de potencia del compresor, se puede obtener un caudal de 100 litros de aire por minuto. Te recomendamos que estudies con calma tus necesidades, no merece la pena escoger un modelo que no ofrezca el caudal necesario para tus proyectos.

Accesorios

Para utilizar de forma correcta tu compresor de aire, deberás tener en cuenta sus accesorios y su colocación. Algunos compresores manuales disponen de luces y de pantallas de LCD, estos modelos son ideales para un uso doméstico, por ejemplo, para llevarlos en el coche. Los sistemas compactos suelen incorporar baterías o cables enrollables.

Los filtros de aire son una de las piezas más importantes de los compresores. Estos filtros se deben limpiar periódicamente para evitar averías. Algunos modelos cuentan con motores sin lubricante, sin embargo, lo normal es que tengas que cambiar el aceite cada cierto tiempo. Por último, las mangueras deben ser del diámetro adecuado.

Movilidad

La movilidad es un factor que también debes tener en cuenta a la hora de realizar una compra. Los modelos caseros y compactos son mucho más portables. Suelen ser muy pequeños y están diseñados para llevarlos en el maletero del coche o incluso en la bicicleta. Algunos funcionan con batería o con cables autoenrollables para no ocupar espacio.

Los equipos más pesados y profesionales también tienen opciones de movilidad. Aunque suelen pesar en torno a los 20 kg, disponen de ruedas y asas para llevarlos cómodamente de un lado a otro. En este tipo de sistemas te recomendamos que te fijes si las patas tienen algún tipo de ventosa o sistema de topes para una mejor fijación.

Resumen

Los compresores de aire son herramientas muy versátiles. Un compresor nos permite realizar tareas pesadas como el corte de precisión y otras tan sencillas como la limpieza o el inflado de un neumático. Son equipos presentes en todos los talleres y en muchas casas, principalmente por su facilidad de uso y el poco consumo de su motor.

Los compresores de aire son ideales para tu taller o para tus proyectos de bricolaje. En el mercado existen muchos modelos, algunos tan pequeños que caben en el maletero de tu coche. En nuestra guía de compra te hemos mostrado los factores más importantes como la capacidad del tanque, el caudal o los accesorios. Ahora te toca a ti elegir.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario o comparte con tus amigos y familiares para comprar el mejor compresor de aire del mercado.

(Fuente de la imagen destacada: Kwanchai-Chai-udom: 65697420/123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
38 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…
Avatar

Publicado por superherramientas